Refrigeración de Naves Industriales mediante Equipos Evaporativos

Refrigeración de Naves Industriales mediante Equipos Evaporativos

La climatización de la nave industrial es parte esencial del buen funcionamiento de una empresa. Mantener la temperatura ideal en el puesto de trabajo mejora el rendimiento y el bienestar de los trabajadores que desarrollan su labor en él, y ayuda a la adecuada preservación de materiales mediante una temperatura adecuada y estable. A simple vista, una gran nave industrial puede parecer muy costosa de climatizar, pero la refrigeración evaporativa nos permite reducir notablemente los costes dada su alta eficiencia energética y bajo coste de mantenimiento.

Uso de Equipos Evaporativos para la Refrigeración de una Nave Industrial

Una de las diferencias más notables entre los equipos evaporativos y un sistema de aire acondicionado convencional, es que operan generando una corriente de aire natural  mediante un ventilador y una bomba de agua, y eliminan la necesidad de compresores y gases en el sistema. Esto facilita su mantenimiento y ayuda a reducir despesas a lo largo de su vida útil.

Otra medida de ahorro de los equipos evaporativos es su eficiencia energética. Gracias a la refrigeración industrial mediante un equipo evaporativo, es posible climatizar una nave de 1500m2 con apenas 6KW, lo cual puede suponer un ahorro de hasta el 80% de consumo eléctrico.

Cabe mencionar que la generación de la corriente de aire es constante, permitiendo así dejar puertas abiertas, incluso las que llevan al exterior de las instalaciones, sin perder apenas climatización. Esta posibilidad es una ventaja significativa en relación a los aparatos de aire acondicionado convencionales, ya que estos requieren estancias cerradas para operar eficientemente y preservar la temperatura.

El mantenimiento de una humedad idónea es otro punto a favor de este sistema, ya que la corriente de aire expulsa las humedades al exterior, ayudando a mantener un nivel de humedad constante alrededor del 55%, y evitando así posibles acumulaciones que puedan dañar maquinaria o productos mientras contribuye positivamente a la salud de los trabajadores.

Aunque todas las ventajas de los equipos evaporativos son notables, no son muy recomendables para industrias que requieren el mantenimiento de una temperatura estable permanentemente, como puede ser el sector de la alimentación, ya que el funcionamiento de este sistema es relativo en parte a la temperatura exterior.

No obstante, este sistema de climatización resulta ideal para la gran mayoría de industrias que desean optimizar y ahorrar sin los inconvenientes asociados a la climatización tradicional.