Reciclaje de aires acondicionados

Reciclaje de aires acondicionados

En la publicación anterior de nuestro blog, tratamos el tema de la contaminación que pueden generar los aires acondicionados. Normalmente, un malentendido común es que los aparatos de climatización pueden contaminar durante su funcionamiento normal. No obstante, si un aparato de aire acondicionado está correctamente mantenido por una empresa cualificada, posibles contaminaciones mediante fugas son muy poco habituales.

La realidad es que el momento más delicado y con más potencial de contaminación está al final de la vida útil de los aires acondicionados, durante el proceso de reciclaje al que se deben someter. En el caso de cualquier aparato electrónico de relativa alta complejidad, las unidades de aire acondicionado se componen de varios materiales que deben ser procesados correctamente por especialistas en el sector.

qué tener en cuenta en el reciclaje de aires acondicionados

Los gases refrigerantes requieren de una especial atención, ya que son los más delicados que pueden causar un mayor impacto a nivel medioambiental, y pueden ser reutilizados o bien almacenados para su destrucción. Los aceites que utiliza el compresor para su lubricación también pasan por un proceso similar.

El resto de componentes de un aire acondicionado suelen ser muy similares a los de cualquier electrodoméstico que tengamos en nuestro hogar. Materiales como el vidrio, el plástico, metales varios y piezas electrónicas son residuos altamente reciclables y sostenibles si se gestionan correctamente. Se considera que de un 93% a un 95% de los componentes de los aires acondicionados son totalmente reciclables.

A pesar de que los aparatos en si pueden ser en su mayoría sostenibles, en nuestro país solamente se recicla un pequeño porcentaje de los componentes electrónicos que utilizamos. El correcto reciclaje de nuestros residuos electrónicos depende de la voluntad ciudadana de informarse sobre el proceso, ponerse en contacto con las empresas que lo gestionan, y seguir los pasos adecuados. Reciclar es responsabilidad de todos.