Historia del uso del Aire acondicionado en Barcelona, desde los primero sistemas hasta nuestros días

Historia del uso del Aire acondicionado en Barcelona, desde los primero sistemas hasta nuestros días

Tener el control sobre su medio ambiente siempre ha sido una de las más grandes preocupaciones de la humanidad. La flora, la fauna, los minerales y hasta el clima han sucumbido ante nuestro ingenio y tenacidad, por lo que a modo de homenaje vamos a repasar la historia de una de las tecnologías más importantes pero menos reseñadas. Esa que mantiene nuestros alimentos frescos por más tiempo y que cada verano nos hace la vida más llevadera. Nos referimos al aire acondicionado. 

Los primeros pasos del aire acondicionado y sus precursores 

Es difícil rastrear a ciencia cierta en qué punto de la historia el intelecto humano comenzó a interesarse en la calidad del aire de su medio ambiente, pero se sabe que en el antiguo Egipto, los faraones acondicionaban el aire de sus palacios con enormes piedras enfriadas en el desierto durante la noche. Los romanos por su parte jugaban con la humedad, construyendo multitud de canales de agua bajo sus ciudades con el fin de refrescar un poco la temperatura ambiente. 

El aire acondicionado como lo conocemos, fue resultado de muchos esfuerzos teóricos y experimentales que se fueron dando de manera individual a lo largo del siglo XIX, siendo significativas las contribuciones de Michael Faraday, Lord Kelvin y Jacob Perkins. No fue sino hasta principios del siglo XX, cuando Willis Haviland Carrier mejoro los modelos experimentales de sus predecesores, diseñando una maquina capaz de controlar la temperatura en ambientes industriales usando amoniaco como gas refrigerante. 

Hacia 1924, luego de mejorar sus primeros modelos industriales, el aire acondicionado es introducido exitosamente en las tiendas por departamento y las salas de cine, lo que represento un boom en su popularidad. No sería sino después de la Segunda Guerra Mundial cuando empezaría a comercializarse los primeros modelos domésticos, más pequeños y seguros gracias a la sustitución de refrigerantes peligrosos por gases CFC. 

Actualidad del aire acondicionado en Barcelona y en el mundo 

Los sistemas de aire acondicionado han ido evolucionando hacia diseños más sofisticados con sistemas de control automatizados (gracias a la invención de los circuitos integrados); cada año son lanzados al mercado nuevos modelos con mejores relaciones entre su tamaño y su capacidad de enfriamiento. Aun así es importante entender que tanto para España como para el resto de Europa y el mundo la utilización de refrigerantes del tipo clorofluorocarbonos e hidroclorofluorocarbonos (los famosos CFC y HCFC) deben reducirse por el bien de nuestro planeta. 

Pero, no pasa nada. La tecnología sigue avanzando a pasos enormes y ya disponemos de refrigerantes más amigables para nuestra madre tierra, como lo son el R-410a, el R-22 y el R-11. Así que pese a los problemas, seguiremos disfrutando de nuestros equipos de aire acondicionado por mucho tiempo más, para aliviarnos un poco de estos calurosos veranos de Barcelona que dejan a más de uno sin aliento. Como podemos ver, desde los primeros sistemas enormes y peligrosos hasta nuestras actuales consolas livianas de alta tecnología han pasado muchas cosas, y aún faltan muchas por pasar.