Horticultura

En determinados cultivos de plantas, se precisa un control de la humedad ambiental para favorecer los procesos de germinación, crecimiento o maduración. Según la fase de crecimiento existen distintas humeadad del aire a mantener : En germinación se aconseja un 80%HR ; en la fase incial de crecimiento inicial al humedad debe estar entre el 50 y el 70%HR (según sea periodo diurno o nocturno) ; y en la fase final de crecimiento la humedad debe rebajarse hasta el 40 – 50%HR.

Un control de la humedad evita el crecimiento de hongos, aparición de ácaros y otras patologías.

Los humidificadores centrífugos (HR15, HR50, CEZIO) permiten una humectación económica.