La lana de oveja ayuda a ahorrar en calefacción

Lana de oveja como aislante de calor

03 Ene La lana de oveja ayuda a ahorrar en calefacción

¿Nunca se han preguntado porqué esa obsesión de las madres con los abrigos de borreguito? Ni mucho menos es una cuestión de moda, la lana de oveja es uno de los mejores aislantes naturales, y no sólo para protegernos del frío en el exterior, sino para proteger nuestras casas. Muy probablemente el arquitecto catalán Josep Bunyesc también tuvo una madre obsesionada con los abrigos con el interior forrado de lana de borreguito, pero a diferencia de la mayoría, su infancia envuelto en lana le han convertido en el ganador de los ‘Premios Endesa a la Promoción Inmobiliaria Más Sostenible’.

Bunyesc ha utilizado lana de oveja y madera de pino de los Pirineos como aislantes de su vivienda. Y es la paja, tierra, cal y lana de oveja son materiales naturales que pueden usarse como aislante en casas de nueva construcción pero además pueden ayudar a ahorrar en el gasto en calefacción. Este arquitecto catalán, asegura que utilizando la lana de oveja como aislante el consumo energético de la casa es hasta 10 veces menor. Así pues, una vivienda de tamaño medio, alrededor de 250 metros cuadrados, que gasta de media unos 2.000 euros, con este tipo de aislamiento podría reducir el gasto a 200 euros anuales.

Lana de oveja como aislante de calor

 

Lana de oveja como aislante de calor

Por lo que respecta a las propiedades de la lana de oveja, al ser un material higroscópico tiene la capacidad de absorber y liberar la humedad creando ambientes secos, lo que ayuda a evitar problemas en paredes y techos en zonas de muchas humedad, y es que actúa como un regulador térmico natural, si la temperatura fuera aumenta las fibras se calientan y libera humedad refrescando el ambiente, mientras que si las temperaturas fuera son bajas, las fibras absorben humedad y se calientan, y actúan como climatizador.

Así que ya lo ven, pongan un abrigo de borreguito a sus casas y no sólo tendrán un termostato natural, si no que ahorran el consumo de energía.