Instalación de aire acondicionado en Barcelona: 3 consejos de optimización energética

Instalación de aire acondicionado en Barcelona

23 May Instalación de aire acondicionado en Barcelona: 3 consejos de optimización energética

Instalación de aire acondicionado en Barcelona

Muchas veces nos hemos preguntado qué podemos hacer para lograr un uso eficiente del sistema de aire acondicionado en nuestras empresas, y más aun cuando llega la época de verano en Barcelona y sus alrededores.

Es necesario tomar en cuenta una serie de medidas, con el fin de optimizar el funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado y minimizar el consumo energético.

Instalación de aire acondicionado en Barcelona

A continuación exponemos los tres consejos más relevantes para lograr esta meta:

1- Instalación de un equipo de alta eficiencia energética

Lo primero que debemos observar es que en la etiqueta se especifique la clasificación energética, la cual debe ser A+++.

De esta forma sabremos que el equipo consumirá lo justo. Por otra parte, es preciso comprobar el nivel de potencia, el consumo anual de energía en kilovatios, el factor de eficiencia energética estacional, y por último, que el equipo posea una tecnología “inverter”. Este tipo de tecnología controla la frecuencia de la corriente eléctrica, y por ende el compresor evita muchos arranques y paradas.

2- Utilización del equipo de manera racional

Existen prácticas que dependen del factor humano y logran reducir el consumo de energía. Una de ellas es mantener puertas y ventanas cerradas, de esta forma el frío no se dispersa. Además, un ambiente en el cual no incidan los rayos del sol en forma directa se mantiene más fresco, por lo cual se recomienda utilizar persianas. De igual forma, la instalación de toldos en ventanas es otro elemento a considerar.

En cuanto a la edificación, es importante que tanto las paredes exteriores como los techos sean de colores claros. Otro elemento a verificar es la temperatura que asignamos al equipo. La temperatura ideal es de 23-25 grados centígrados.

Consideremos que bajar en un grado la temperatura equivale a aumentar en un 8 por ciento la factura de la electricidad. Otra buena práctica consiste en efectuar el mantenimiento de los equipos al menos cada dos meses.

3- Incorporación de dispositivos inteligentes

Con el auge tecnológico actual, la automatización y el uso de elementos de control inteligente repercuten positivamente en la optimización energética.

Es necesario tomar en cuenta la instalación de aire acondicionado con funciones programables y autorregulación de temperatura, así como la selección de zonas que requieran mayor o menor climatización.

Una de las grandes ventajas es que estos equipos vienen con unas aplicaciones que nos permiten supervisar el consumo de energía en tiempo real.

Instalación de aire acondicionado en Barcelona, Optimfred !!